Michael Jackson en Bucharest en un espectáculo inolvidable

 Michael Jackson en Bucharest en un espectáculo inolvidable
¡Compartelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El 14 de septiembre nunca será olvidado por los fanáticos de Michael Jackson en Rumania. La megaestrella actuó en 1996, por segunda vez, en Bucarest, trayendo su nuevo espectáculo, el HIStory World Tour .

La serie de conciertos había comenzado apenas una semana antes, siendo Rumanía la tercera parada de la larga serie de actuaciones, después de Praga y Budapest.

Aunque por segunda vez en Rumanía, Michael Jackson supuso un interés extraordinario para el público rumano, aún hoy, después de 25 años, el concierto HIStory Tour en Bucarest representa una referencia para los amantes de los conciertos pop.

Más de 80.000 aficionados acudirían al Estadio Nacional, 10.000 más de lo esperado.

Ese sábado 14 de septiembre de 1996, a las 8:00 am, las puertas del estadio fueron invadidas por los primeros fanáticos ansiosos por ver a Michael Jackson. Y cuanto más se acercaba a las 3 de la tarde, cuando se abrían las puertas, aumentaba la tensión entre los aficionados.

Pancartas, carteles y fotos de Michael Jackson se izaron por todas partes, y los vendedores ambulantes se amontonaron entre los miles de fanáticos.

Unos 30 minutos antes de la hora oficialmente anunciada, las puertas del estadio se abrieron y la histeria comenzó. Una vez dentro del estadio, nadie podía salir de la “cárcel”, y la lucha por un lugar lo más cerca posible del escenario era fundamental.

Toda el área de césped frente al escenario se había transformado en unos minutos en una gran multitud de personas. A pesar del frío, el calor era enemigo de la multitud de aficionados frente al escenario. El vapor se elevó sobre ellos y el calor causado por la multitud sin límites se podía ver en sus rostros rojos.

Por supuesto, había varias tiendas en el estadio que vendían refrescos y dulces variados, pero el miedo a perder su lugar frente al escenario hizo que los entusiastas fanáticos aguantaran cualquier necesidad humana que tuvieran.

Alrededor de las 6:45 pm DJ Bobo comenzó la fiesta. Inmediatamente después de que terminó la presentación, una voz seria anunció por los oradores:

“¡En una hora harás historia!”

El anuncio que agitó aún más el ánimo de la afición en el estadio. A intervalos regulares, se repitió el anuncio, reduciendo cada vez el tiempo anunciado.

La ansiedad y la anticipación dominaron a los más de 70.000 aficionados en el Estadio Nacional.

A las 20:35 horas, con un retraso de más de una hora, se apagaron las luces del estadio.

El momento fue máximo, los corazones de los espectadores comenzaron a latir cada vez más rápido y los gritos de éxtasis se intensificaron con cada segundo que pasaba.

Luego de un video triunfal llamado “Gates of Kiev”, comenzó la cuenta atrás en las tres pantallas colocadas en el escenario (dos a los lados y una en el centro).

El “cosmonauta” Michael se prepara para partir hacia un nuevo destino, esta vez Rumania.

En unos momentos, en el centro del escenario, apareció a bordo un transbordador espacial, Michael Jackson, ¡comenzó el espectáculo!

Un mar de luces, decorados y números mágicos se apoderó de la audiencia de 70.000 personas durante dos horas y media.

La magia del baile y el encanto de la música del Rey del Pop llevaron al público más allá de las barreras reales, transportándolo a un mundo mágico.

Scream, They Don’t Care About Us, In the Closet, Wanna Be Startin ‘Somethin, Stranger in Moscow, Smooth Criminal, You Are Not Alone, The Way You Make Me Feel, Jackson 5 Medley, Off the Wall Medley, Billie Jean , Thriller, Beat It, Come Together / DS, Dangerous, Black or White, Earth Song, Heal the World, HIStory encantó y fascinó al público, aún delirando ante tal despliegue de fuerzas.

El final del espectacular terminó con un desfile de banderas de diferentes países alrededor del mundo, Michael, como un ángel de diamantes, desapareció del escenario como si nada hubiera pasado, todo siendo solo un sueño, el sueño de 70 mil personas.

El espectáculo presentado en Bucarest puede no haber sido exactamente uno de los espectáculos más exitosos de la gira, pero su magnitud y fascinación permanecieron, quizás más tiempo que el espectáculo de 1992, en la conciencia del público rumano.

25 años después de ese momento mágico, escuchamos casi todas las veces, después de un concierto a gran escala realizado por una celebridad o banda famosa en Bucarest, las mismas palabras: “Fue extraordinario, maravilloso “.

Estas simples palabras lo dicen todo, HIStory World Tour – Bucarest 14 de septiembre de 1996 es sin duda uno de los eventos culturales más grandes y fascinantes que se han llevado a cabo en Rumanía.

Related post

Leave a Reply